Saltar al contenido

Remedios caseros – naturales para los picores

mujer rascándose la espalda

Picores

Los picores también denominados pruritos consisten en una sensación de hormigueo que puede estar localizada en una sola zona o extendida por varias áreas del cuerpo.

El picor suele estar causado por una irritación ante la exposición de algún producto o agente irritante que no es tolerado por la piel, pero también puede estar originado por infecciones micóticas de diversa índole.

En un porcentaje reducido de casos el picor o prurito generalizado esconde problemas subyacentes de salud que pueden pasar desapercibidos a simple vista y se debe estudiar la sintomatología que lo acompaña para solicitar las pruebas diagnosticas pertinentes para el descarte de enfermedades.

Causas y tratamientos para los picores o prurito

Entre algunas de sus principales causas, te destacamos:

  • La irritación es la principal causas que produce picor en la piel y está relacionada con la exposición a un agente irritante como puede ser un gel de ducha u otro producto cosmético cuya formulación no es bien tolerada.
  • La sequedad de la piel es causa frecuente de irritación en la aparición de los picores y puede deberse a malos hábitos alimenticios, genética o la utilización de productos demasiado abrasivos.
  • La dermatitis de contacto es una patología de la piel que se expresa mediante una sensibilidad extrema ante la exposición de estos agentes y las personas que la padecen deben utilizar productos especializados que no contengan elementos irritantes en su formulación.
  • Las alergias también son causa recurrente de picores, en este caso la exposición al alérgeno puede producirse de manera externa al entrar en contacto con la piel o también interna si se come, se bebe o entra en contacto con mucosas. Muchas personas desconocen su alergia a un determinado producto y lo terminan descubriendo por las reacciones adversas que se producen.
  • Algunas drogas y medicamentos pueden producir picores entre sus efectos secundarios debido a los componentes de su formulación.
  • La exposición al agua se ha señalado como una causa frecuente en la aparición de los picores especialmente tras la ducha, este tipo de picor se ha denominado como acuagénico y posiblemente estaría relacionado con el tratamiento de potabilización que incluye elementos irritantes como el cloro al que muchas personas son sensibles.
  • Infecciones de la piel, el número de infecciones cutáneas que pueden producir infecciones en la piel es casi interminable, desde la clásica picadura de mosquito pasando por dermatitis, psoriasis, foliculitis etc. y el tratamiento en este punto estará enfocado al tipo de patógeno que la cause, además de los clásicos paliativos como corticoides en crema y antiinflamatorios no esteroideos.
  • Los problemas de coagulación sanguínea pueden producir picores ante la falta de riego en una zona determinada y suelen acusarse más en las extremidades inferiores que en otra parte del cuerpo.
  • Patologías hepáticas, cualquier enfermedad o trastorno del hígado que dificulte su actividad de expulsar toxinas del cuerpo puede conllevar la aparición de prurito generalizado como consecuencia de la acumulación de sustancias nocivas en el organismo.
  • La ictericia es una hepatopatología detectable por el aumento de la bilirrubina en sangre y que se caracteriza por presentar intensos picores en todo el cuerpo.
  • La insuficiencia renal también puede incluir picores generalizados entre su cuadro sintomático por la acumulación de deshechos en el organismo que no hayan sido eliminados por la orina.
  • La diabetes mellitus por sí misma no produce picores, pero puede ocasionarlos por complicaciones derivadas del proceso de cicatrización normal de la piel que se ocasiona comúnmente en el transcurso de la enfermedad. El pie diabético es una complicación muy frecuente de la diabetes que se caracteriza por producir ulceraciones de gran tamaño sobre el tejido que producen mucho dolor, escozor y picor (conoce y descubre remedios para la diabetes).
  • Alteraciones neurológicas del sistema nervioso periférico también han sido señaladas como posibles desencadenantes de prurito.
  • Algunos cánceres como la leucemia pueden incluir el prurito generalizado entre sus síntomas frecuentes e incluso mucho antes de manifestarse los primeros síntomas de la enfermedad.

Remedios caseros para los picores

El picor puede resultar muy molesto y por eso mismo, se busca la manera de quitar esta sensación de rascarse.

Existen una serie de remedios caseros para los picores en las piernas y otras zonas del cuerpo que pueden ayudar a quitar esta la sensación y malestar. Indicar que si tenemos comezón en exceso y no se quita con los remedios caseros es necesario acudir a un dermatólogo.

1. Limón con pasta de dientes

remedio casero con pasta de dientesDebemos agregar unas gotas de limón a la pasta de dientes, y lo aplicamos en la zona de los picores. Cabe señalar que no debemos rascarnos, debemos dejar esto aproximadamente 3 minutos para luego lavar con agua fría.

Tal vez, te puede interesar conocer propiedades y beneficios que pueden ofrecer los limones a la salud.

2. Bicarbonato

remedio bicarbonato agua y limónEl bicarbonato puede resultar perfecto para aliviar la sensación de hormigueo y con esto reducir las ganas de rascarse. Debemos de extender un poco de bicarbonato en la zona de los picores.

Se le puede agregar un poco de agua para que se haga una especie de pasta y ayude en su aplicación, pero esto es opcional. Dejaremos actuar unos minutos y la sensación de picor tendría que desaparecer.

3. Untarse jabón

remedio casero con jabón de manos

El jabón resulta un excelente antiséptico cuando sufrimos picores de insectos, nos untamos un poco de jabón de manos en la zona que nos produce picor y dejamos que se seque. La comezón tendría que desaparecer o reducirse.

4. Aloe Vera

remedio con aloe veraAplicar gel o crema de Aloe Vera en la zona que nos produce picor puede ayudar a aliviarnos.

5. Arcilla verde

remedio casero con arcilla verdeLa arcilla verde ayudará a reparar y cauterizar la piel, haciendo que se vaya la picor, comezón e incluso a reducir la inflamación en caso que la tuviéramos.

Moja la arcilla verde con agua hasta que queda una pasta que no sea muy líquida. Aplica esta pasta en la zona que te produce la picor y deja que se seque. Una vez que haya quedado seca, limpia la zona. Si usas un poco de manzanilla o crema de sábila en su limpieza mucho mejor, te ayudará aún más.

Recomendaciones y consejos en el tratamiento de picores

1. No rascarse para evitar lesiones y daños en los tejidos ni facilitar la invasión de microorganismos patógenos.

2. Beber suficientes líquidos para mantener la hidratación de la piel

3. Utilizar productos antialérgicos o cosmética especializada en caso de sensibilidad a los componentes tradicionales

4. Mantener la piel hidratada por fuera mediante preparados vía tópica, como cremas hidratantes con formulación antialérgica o aceites naturales.

5. Buena higiene. La suciedad, sudor, polvo, … son causas de picor en la piel, por ello una buena higiene es primordial. Es recomendable usar geles que respeten el pH de la piel y que no usen ingredientes químicos que puedan ser dañinos.

6. Secarnos bien. Si no se secan bien las zonas del cuerpo, como por ejemplo puede suceder en las zonas íntimas, ello provoca humedad y posible aparición del picores.

7. Usar ropa de algodón y detergentes suaves. La ropa ajustada, fibra sintética, lana o lino son tejidos que pueden no ayudar con los picores. También a la hora de lavar la ropa, utilizar suavizantes y detergentes de formulación suave y aclarar la colada con abundante agua para así eliminar cualquier resto de producto químico que pudiera quedar.

8. Evitar ambientes secos. Ambientes como el viento, frío o cambio bruscos de temperatura, la piel se deshidrata. Por ello es importante tener una temperatura adecuada en casa y evitar calor en exceso. Si uno se encuentra en un lugar o zona muy seca, se puede mirar de utilizar un humidificador.

9. Mejor ducha que baño. Duchas que sean cortas y siempre con agua fresca o tibia (la caliente puede favorecer a la irritación) es más adecuado para la piel frente a un baño con agua caliente. Para el caso de los bebés y niños, los baños deben ser cortos, de 5 o 10 minutos como máximo.

10. Acudir al especialista (dermatólogo). Hay muchas causas que pueden producirlo desde alergias, intolerancias a algún alimento, picaduras, problemas dermatológicos,.. por ello si este picor produce molestias, heridas, rochas, otras afecciones y es recurrente es importante acudir al especialista médico.

A %d blogueros les gusta esto: