Saltar al contenido

Remedios caseros – naturales para la amigdalitis o anginas

mujer con amigdalitis anginas

Amigdalitis

La amigdalitis o anginas es una inflamación de las amígdalas y pueden causa irritación de la boca y la garganta superior y una o ambas amígdalas. La amigdalitis también puede acompañar a tumores en la amígdala a causa de trauma físico o infección bacteriana que entra en la amígdala enferma.

La amigdalitis no siempre se acompaña de signos evidentes como pueden resultar en la expulsión de pequeñas cantidades de moco, falta de apetito, apatía, salivación y dificultad para tragar que se ven en la amigdalitis severa. El agrandamiento de las amígdalas puede variar de leve a lo suficientemente grande para causar dificultad para tragar causando una respiración ruidosa.

La rápida administración de antibióticos apropiados es el tratamiento habitual para la amigdalitis bacteriana. En las personas que no responden al tratamiento inicial, las pruebas de sensibilidad farmacológica pueden ser necesarias para identificar el mejor curso de tratamiento.

Tratamiento para la amigdalitis

Los analgésicos de venta libre y una dieta blanda durante unos días son recomendables mientras duren las molestias. La mayoría de los casos de amigdalitis no requieren extirpación de las amígdalas y esta únicamente se recomendará cuando exista un agrandamiento de las amígdalas crónico que interfiere con el flujo de aire.

La Cirugía

La cirugía para extirpar las amígdalas se conoce como amigdalectomía.

Para los niños con dolores de garganta leves, la espera vigilante se recomienda en lugar de una amigdalectomía.

Una amigdalectomía sólo será considerada para el dolor de garganta recurrente en niños y adultos, si se cumplen ciertos criterios como los que se describen a continuación:

  • Dolor de garganta causado por amigdalitis
  • Episodios de dolor de garganta que son incapacitantes que impiden funcionar normalmente.
  • Siete o más dolores de garganta clínicamente significativos, tratados adecuadamente en el año anterior o cinco o más episodios de este tipo en cada uno de los dos años anteriores, o tres o más episodios de este tipo en cada uno de los tres años anteriores.

La amigdalectomía se lleva a cabo bajo anestesia general, lo que significa que estará dormido durante el procedimiento. La boca se mantiene abierta para permitir al cirujano ver las amígdalas sin cicatrices de sutura.

Existen varios procedimientos quirúrgicos que se prescribirán en función de cada caso:

  • Cirugía de acero en frío este es el método más común, donde se utiliza una cuchilla quirúrgica para cortar las amígdalas. El sangrado se controla mediante la aplicación de presión o los vasos sanguíneos que se pueden sellar mediante calor generado por la diatermia.
  • Diatermia que consiste en una sonda que se utiliza para destruir el tejido alrededor de las amígdalas y quitar las amígdalas, al mismo tiempo, el calor sella los vasos sanguíneos para detener cualquier sangrado.
  • Coblation (o ablación en frío) este método funciona de una manera similar a la diatermia, pero utiliza una temperatura inferior (60C). Es considerado menos doloroso que la diatermia.
  • Láser. Los rayos láser de alta frecuencia se utilizan para cortar las amígdalas y sellar los vasos sanguíneos subyacentes cerrados.
  • Ultrasonido que son ondas de de alta energía que se utilizan de una manera similar a los láseres.

Cada una de estas técnicas son relativamente similares en términos de seguridad, los resultados y la recuperación de este tipo de cirugía que se usa dependerá de la experiencia y la formación del cirujano.

Postoperatorio

Después de la cirugía lo más probable es que se experimente algo de dolor en el sitio de la operación. Esto puede durar hasta una semana y los analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor.

Los niños que han tenido una amigdalectomía deben mantenerse en reposo por unas dos semanas sin ir a clases para reducir el riesgo de contraer una infección y que se sientan más cómodos durante su recuperación.

Remedios caseros para las Anginas o Amigdalitis

Si buscas alternativas naturales para tratar esta dolencia, te citamos algunos de los remedios caseros para las anginas más efectivos.

1. Zumo de limón y miel

remedio casero de té con limón y mielEn un vaso con agua tibia, añade el zumo de un limón recién exprimido y una cucharada de miel. Haz gárgaras con ello 3 o 4 veces al día. Este remedio ayuda a disminuir la inflamación y posibilidades de infección.
Después de realizar las gárgaras es bueno lavarse bien los dientes para evitar que ningún residuo pueda afectar a tus dientes y también por el efecto corrosivo que pueda tener el limón en las dentinas.
Conoce propiedades y beneficios del limón y de la miel.

2. Tomillo

remedio casero con tomilloToma una infusión de tomillo, el cual gracias a sus propiedades desinfectantes y antisépticas ayudarán a tu recuperación.
Para prepararlo, hierve durante unos 5 minutos agua con unas cuantas hojas de tomillo. Tómalo 2 o 3 veces al día.

3. Salvia

remedio casero con salvia

Realiza un emplasto caliente con hojas de salvia. Hierve hojas de salvia, las envuelves en un pañuelo para mantener el calor y aplícalo directamente a tu garganta. Cada vez que se enfríen sustituye las hojas por otras. Lo puedes combinar también con gárgaras de infusión de salvia.

4. Romero

remedio de romeroHierve en una taza vino blanco con tres cucharadas de romero. Con ello haz gárgaras tres veces al día.

5. Vinagre de manzana con miel

remedio vinagre sidra de manzanaEn un vaso añade una cucharada de vinagre de manzana y miel, mezclar bien y realizar gárgaras con este líquido tres veces al día. Sus propiedades antisépticas pueden ayudar a mejorar los síntomas.
Descubre propiedades y beneficios que puede ofrecer el vinagre de manzana a la salud.

Recomendaciones y consejos en el tratamiento de la Amigdalitis

En algunas personas que padecen recurrentemente infecciones, puede que necesiten la extirpación de las amígdalas con cirugía, a este cirugía se le llama amigdalectomía.

La ingestión probablemente será difícil después de tener una amigdalectomía, sin embargo, es importante comer alimentos sólidos, ya que ayudará a la garganta a sanar más rápidamente. Beber mucho líquido también se recomienda en el proceso postoperatorio pero hay que evitar las bebidas ácidas como el zumo de naranja porque pueden producir molestias.

Mantener una buena higiene oral, cepillarse regularmente los dientes y usar enjuague bucal puede ayudar a prevenir la infección en la boca.

El dolor generalmente empeora durante la primera semana después de tener una amigdalectomía antes de mejorar gradualmente durante la segunda semana. El dolor de oído es común con amigdalectomía, pero no es una causa de preocupación.

No siempre es fácil evitar el contagio de infecciones virales que se contagian al entrar en contacto con los gérmenes, sin embargo, la aplicación de buenas prácticas de higiene puede ayudar a prevenir la propagación de infecciones.

Otros consejos en el tratamiento de la admigdalitis:

  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Toser y estornudar en un pañuelo de papel y deshacerse de ellos rápidamente.
  • Evitar compartir vasos o utensilios con personas que están enfermas.
  • Si se padece anginas con pus, para comer se recomienda alimentos blandos (verduras, frutas, pescados y carnes muy suaves), beber líquidos (agua, leche o zumos que no sean ácidos) que estén a temperatura ambiente o algo fríos. Se pueden tomar caldos pero que no estén demasiado calientes. Evitar los alimentos muy condimentados, ácidos o grasos.
  • Hacer gárgaras con agua tibia y sal puede ayudar a sentirse mejor al igual que tomar líquido frío o helado.
  • Chupar pastillas que contengan benzocaína, puede ayudar a que el dolor se reduzca.
  • Medicamentos si receta como el ibuprofeno (conocer sobre el ibuprofeno) o paracetamol, pueden ayudar a reducir fiebre y dolor, aunque se recomienda antes de tomarlo consultar con el especialista en salud.
A %d blogueros les gusta esto: