Saltar al contenido

Prevención de la Osteoporosis

prevencion osteoporosis
La osteoporosis es una enfermedad que se presenta cuando los huesos comienzan a perder su fuerza y densidad, se vuelven más frágiles, débiles y quebradizos, lo que significa que se pueden presentar fracturas con mayor facilidad que en huesos sanos.

A pesar de que también es común que la osteoporosis se presente en los hombres, mayoritariamente es una enfermedad que afecta especialmente a las mujeres después de la menopausia y en los últimos años de su vida.

Los médicos recomiendan una combinación de actividad física con una dieta saludable rica en vitamina D (calciferol) y calcio para ayudar a prevenir su aparición, pero antes de entrar de lleno con el tema de la prevención de la osteoporosis, primero queremos hablar un poco de sus características, sus síntomas y el diagnostico.

La osteoporosis y el crecimiento de óseo

Para entender la enfermedad de osteoporosis hay que saber que el hueso está formado por células especializadas, es decir, al igual que el resto del cuerpo, el hueso está en constante renovación. Se trata de un tejido vivo que requiere de ejercicio para obtener fuerza tal como sucede con los músculos; en los primeros años de vida, se forma más hueso del que se descompone, lo que da como resultado un crecimiento óseo, mientras que para cuando la adolescencia termina, este crecimiento óseo se ha completado y se considera que se llega al pico más alto de la masa ósea.

Sin embargo, las hormonas sexuales como el caso del estrógeno y la testosterona, tienen un papel clave en el proceso de resistencia de los huesos tanto en los hombres como en las mujeres. Por ello, la disminución natural del estrógeno durante la etapa de la menopausia da como resultado una perdida ósea más rápida, incluso durante los primeros cinco años justo después de la etapa de la menopausia, las mujeres pierden en promedio hasta un 10% de su masa ósea total en el cuerpo.

Los síntomas de la osteoporosis

Es importante aclarar que la osteoporosis es una enfermedad que no produce dolor o síntomas específicos a diferencia de otros padecimientos. El problema radica en que una persona con osteoporosis tiene mayores posibilidades de sufrir de fracturas graves o debilitantes, las cuales por supuesto son muy dolorosas. De ahí que la recomendación principal es que si una persona considera que puede estar en riesgo de padecer de osteoporosis, debe consultar con un médico especialista para llevar a cabo una valoración.

Diagnostico de la osteoporosis

radioabsorciometria de doble energía DEXA - Osteoporosisradioabsorciometria de doble energía – DEXA

Actualmente se considera que la forma más confiable de diagnosticar la osteoporosis es a través de un examen de densidad mineral ósea, en el cual se mide la cantidad de calcio y otros minerales en el hueso, utilizando la radioabsorciometria de doble energía conocida también como DEXA. Se trata de una breve exploración indolora en donde se mide la densidad de los huesos, generalmente en el área de la cadera y la columna vertebral. Hay dos tipos diferentes de exámenes DEXA, un conocido como DEXA central, donde el paciente permanece acostado sobre una mesa y a continuación el escáner pasa sobre la zona lumbar y la cadera. También está el examen de DEXA Periférica, que en este caso son pequeñas maquinas que se encargan de medir la densidad ósea de áreas especificas como las piernas, los dedos de la mano, las muñecas, etc.

Factores de riesgo en la osteoporosis

Existen una gran variedad de factores de riesgo en la osteoporosis, muchos de los cuales no se pueden evitar o cambiar, como el hecho de ser mujer o tener un familiar directo que ya haya padecido de esta enfermedad. Con todo y eso se pueden identificar los factores de riesgo principales en la osteoporosis incluyendo por ejemplo:

  • Una pobre cantidad de calcio en la dieta alimenticia.
  • Bajos niveles de vitamina D.
  • Tener el habito de fumar.
  • Consumir alcohol de más de dos bebidas por día.
  • Consumir cafeína de más de tres tazas de té, café o una bebida equivalente por día.
  • Poca o nula actividad física.
  • Aparición de la menopausia precoz antes de los 45 años.

Por otra parte, existen también algunas condiciones que también pueden conducir a un mayor riesgo de padecer osteoporosis como el caso de la enfermedad de la tiroides o una glándula tiroides hiperactiva; padecer de artritis reumatoide; enfermedad hepática o renal crónica, así como algunas condiciones que afectan la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes necesarios como el caso de la enfermedad de Crohm o algunas enfermedades inflamatorias del intestino.

Prevención en la osteoporosis

Mencionábamos al inicio que esta es una enfermedad que afecta principalmente a las mujeres, sin embargo las recomendaciones para prevenir la osteoporosis que presentamos a continuación, también deben ser seguidas por los hombres. Se recomienda que estas medidas se tomen desde una edad temprana, asegurándose de hacer lo siguiente:

  • Llevar una dieta variada y saludable, en la que se incluya una gran cantidad de fruta fresca, verduras, así como granos enteros.
  • Igualmente se recomiendan alimentos ricos en calcio.
  • Consumir suficiente vitamina D.
  • Evitar el habito del cigarro, así como consumir alcohol.
  • Limitar al mínimo el consumo de cafeína.
  • Asegurarse de hacer actividades físicas regulares como el levantamiento de pesas y el fortalecimiento muscular.

Ejercicio para prevenir la osteoporosis

Para prevenir la osteoporosis hay que incluir los ejercicios de carga ya que estos ayudan a estimular la densidad ósea, al mismo tiempo que mejoran el equilibrio general, reduciendo con ello las caídas y eventualmente las fracturas. Antes de comenzar con un nuevo programa de entrenamientos y ejercicios, se recomienda consultar con el médico, sobre todo si se tiene una edad mayor a los 75 años o se padece de alguna condición médica que requiera de especial atención. Los ejercicios que usualmente suelen recomendarse incluyen:

  • Actividades como pasos ligeros, correr, jugar tenis, baloncesto o incluso bailar.
  • Ejercicios de alto impacto como brincar o saltar la cuerda también son recomendables ya que promueven el crecimiento óseo.
  • Entrenamiento de fuerza o de resistencia.
  • Actividades para mejorar la fuerza muscular como el tai chi, el yoga o los pilates.

Junto con todo esto, realizar cambios en el estilo de vida también es una recomendación importante para la prevención de la osteoporosis, lo cual también puede consultarse con el médico pero en general incluyen lo ya mencionado antes de dejar de fumar, beber alcohol y café, así como llevar una alimentación más saludable.

Vídeo sobre la prevención de la osteoporosis

A %d blogueros les gusta esto: